By pablo

El Debate y el Aprendizaje

Cuando empecé a debatir en 2007 no podía imaginar que el debate fuera a tener un impacto tan grande en mí. Hoy puedo decir que cambió mi vida. Tranquilos, no voy a ponerme sentimental. Más allá de cuestiones personales, el debate hizo que mi forma de percibir la realidad y procesarla cambiara, las hipótesis y su validación se convirtieron en parte de mi vocabulario diario. Sin darme cuenta competencias transversales empezaron a desarrollarse, la capacidad analítica se colaba en las cuestiones más simples. Me abrió los ojos a nuevos puntos de vista, y la empatía cobraba sentido.

Es por ello que el debate, como herramienta del Aprendizaje Conversacional, es tan potente. Sin darte cuenta, mientras te diviertes, adquieres competencias que serán útiles en todos los ámbitos de la vida. Por eso desde Fundación Con Acento queremos que el Aprendizaje Conversacional llegue a tanta gente como sea posible. Sabemos que si lo conseguimos habremos contribuido a mejorar la sociedad.